martes, 18 de diciembre de 2012

Look reciclado para estas fiestas


Asos.com


Por muy ajena que pretenda estar yo ahora a las tendencias de moda, me parece que es inevitable pensar en  algo especial para vestir en estas fiestas navideñas. Mire donde mire, es la principal preocupación que me encuentro, así que aunque no quiera, no puedo evitar pensar en ello por poco tiempo que le dedique a esos pensamientos.

Pero lo bueno es que ahora he invertido mis procesos mentales. Ya no pienso en qué podría comprarme, sino en qué tengo por ahí medio olvidado que pueda ser rescatado e incluido en un estiloso look navideño y festivo. Y me hace gracia comprobar que ahora vuelvo a mirar con buenos ojos algunos esquemas de estilo a los que pensaba que jamás, jamás en mi vida, volvería. Es lo que tiene el reciclaje. Os cuento:

El otro día estaba en una cafetería con algunos amigos, y vi a una chica que me llamó la atención por su estilo. (Me parece que las chicas nos fijamos más que los chicos en cómo van vestidas las demás mujeres). En realidad me fijé en primer lugar en su pelo: llevaba una melenita ondulada un poco por encima de la barbilla, y aunque a mí ese peinado nunca me ha gustado, me encantó verlo en ella. Supongo que el hecho de tener una cara monísima, ayudaba. El caso es que entre tanta predominancia de melenas larguísimas y todas iguales, me llama la atención cualquier chica que lleve algo diferente, y que para algunas es incluso un crimen contra la feminidad. Pues bien, en este caso la chica era femenina de sobra, con cara de muñeca y un tipo mono pero normal, y os aseguro que su peinado no le hacía perder atractivo ni mucho menos. Más bien potenciaba su carita de niña.

Aparte de esto, llevaba un jersey amplio y sencillo de color marrón, y una faldita corta y negra, con medias negras tupidas y botines negros de cordones. Y estaba ideal. Sin más aditivos.

Y yo pensé: ¡ostras, pues yo puedo copiar esa idea tan tonta con la ropa que tengo abandonada en el fondo del armario desde el año cero...! Un jersey simplón pero con un tono bonito, una  mini con gracia y unos botines. Y si no puedo apañarme con los botines, pues con zapatos, que tampoco pasa nada. Desde luego, sé que no es una idea nueva, pero de pronto me resulta atractiva, aunque no sea nada del otro mundo.

El caso es que he decidido mi "look reciclado" para las fiestas navideñas:

- Falda corta y negra o de cualquier color oscuro. Si tengo alguna que me valga pero con un largo que no me convence, la acorto lo necesario. Es importante que sea corta porque se trata de lucir piernas y combinarla con un jersey sin demasiados atractivos. Si el jersey es amplio y la falda larga, voy a parecer Momo (¿conocéis la novela?). O sea, algo así como una vagabunda.

- Medias tupidas. Pretendo contrarrestar un poco el carácter de la falda corta. Además, quedan mejor con botines del mismo color, porque no se corta visualmente la línea de la pierna, como sí ocurriría con unas medias más claras.

- Jersey cómodo y suelto. Aquí tengo donde elegir. Es donde pienso reciclar con más empeño, porque tengo un montón un poco abandonados que podrían quedar bien adornándolos un poco. Total, no tengo nada que perder.

¿Y cómo lo hago? Pues puedo echar mano de las socorridas y omnipresentes tachuelas (el otro día salvé un bolso gracias a ellas), poniendo algún detallito discreto en los hombros. O bien con un collar babero lleno de pedrería. O con uno de brillos metálicos, también cortito. O puedo dejar volar mi imaginación y coserle algún adorno estratégico y simpático: un lazo, un broche o una composión de varios, unas flores de tela en un lateral del cuello...No sé, lo que se me ocurra. Pero en este caso no pienso recurrir a los cinturones, porque pretendo tener ese aspecto suelto, cómodo y despreocupado que tenía la chica que me sirvió de inspiración.

La idea es que el jersey cubra en gran parte a la falda, así que tiene que ser amplio y un poco largo.

Incluso si no encuentro ningún jersey apropiado (ya sería raro), podría reciclar algún vestido de punto que no me guste, convirtiéndolo en jersey.

- Y como guinda del conjunto, un peinado que se salga un poco de mi estilo diario. ¿Qué os parece esta idea?



- Por supuesto, para terminar, un maquillaje adecuado para la ocasión, y un bolsito festivo, si es que vamos a salir de casa. Si queremos un toque más festivo, basta con cambiar los botines por unos salones con más glamour y andando, nunca mejor dicho.
Luna Llena

A mí es que sólo me apetece ir abrigadita y cómoda, qué queréis que os diga. Pero tampoco quiero renunciar al estilo, así que hay que encontrar el equilibrio.

De momento, esta sencilla idea nos servirá para alguno de nuestros compromisos más relajados. Para otras ocasiones, ya pensaremos en más alternativas.

¿Y vosotras qué idea tenéis para estos días?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues como cada año las fiestas se presentan muuuy familiares, probablemente ni siquiera me vestiré de fiesta, propiamente dicho.

Yo, Tasha, lo que veo es que muchas de estas ideas y descubrimientos que vas desgranando en el blog, yo los vengo aplicando desde hace un tiempo también conforme encuentro "modelos de inspiración" anónimos como esta chica, pero a mi día a día. De hecho el conjunto que mencionas lo he llevado a trabajar, y sí, es sencillo pero todas las partes encajan muy bien y tienen gracia.

Como ya comenté una vez, mi vida social no se viste de etiqueta prácticamente nunca, así que la ropa especial no suele tener uso conmigo. Sin embargo, he ido a la oficina con jersey metálicos de color plata, labios rojos a rabiar y a veces con tacones y medias de fantasía. Me gustan las líneas depuradas y algo minimalistas, pero no me gusta sujetarme demasiado a normas en función de lo que hago cada día porque de ser así, mi mejor vestido sería un uniforme, como una monja. Al final a mi lo que menos me influye son las circunstancias y sí mucho más mi humor cuando me levanto y las ganas de verme de una determinada forma.

Saludos,
María

Tasha dijo...

María, en mi caso también son familiares. Pero esta idea me va bien para estar mona, sencilla y abrigadita.

Y tienes razón, no es nada nuevo. Así hemos ido todas mil veces, lo reconozco, pero es que yo tengo en mente a la chica que vi el otro día y que me inspiró, porque el concepto es el mismo de siempre, pero lo importante, como pude comprobar, es "cómo lo llevas". Lo que pasa es que es difícil transmitir esas sensaciones por escrito.

El caso es que yo estoy pensando en mis jerséis olvidados, y veo que con una faldita recta, corta y estilosa, les puedo dar un aire interesante. Mmmmm...Ojalá tuviera fotos adecuadas para ilustrar las entradas...!

Por cierto, me encanta tu filosofía de vestimenta. :) Yo tampoco suelo vestir de etiqueta, y soy muy hogareña, así que para salir tampoco es que me rompa la cabeza. Pero reconozco que me gusta pensar algo un poquito especial para ocasiones contadas, porque me entretiene y me saca de la monotonía.

Besos!

le rockandrouge dijo...

me pasa como a ti!
Me encanta la moda, las compras, pero algo pasa, porque ya no pienso en que me compraré para fin de año, sino en que me pondré, y es que quizás la diferencia es que hoy en día compro no por necesidad de fecha sino cuando encuentro algo especial, y despues tan sólo me dedico a buscar en mi armario!

Saludos!
Alicia
http://roockandrouge.blogspot.com.es/

B.C. Todo sobre mi armario dijo...

Si te soy sincera, yo todavía no he pensado lo más mínimo en qué me pondré estas fiestas, pero tu idea es muy buena. No hace falta renunciar a la comodidad para ir estilosa.

Yo estos días estoy tratando de echarle un pelín más de imaginación de lo habitual para no aburrirme de lo que tengo en mi armario y tienes razón en que pueden hacerse maravillas sólo pensando un poco y sin tener que recurrir a las tiendas. Además, me estoy dando cuenta de que cuanto más me dejo llevar por mi intuición, más mona y agusto me siento con lo que llevo puesto.

Un besito y felices fiestas, Tasha!!!

Tasha dijo...

Alicia, yo hago igual últimamente. Bueno, yo ni siquiera compro, porque como ya expliqué, me he hecho esa promesa durante un año, y la verdad es que lo estoy llevando mejor de lo que creía. Tiene su gracia lo de calentarse un poco la cabeza con lo que tenemos disponible. Y está claro que ya tenemos de todo. Es raro que no podamos copiar una idea con algo de nuestro propio armario. :)

B.C., yo soy consciente de que la idea no es tal. Vamos, que más corriente no podía ser la propuesta, pero lo cierto es que funciona, y pega para la ocasión. Y permite aprovechar algún jersey que tengamos medio abandonado, así que ya cumple.

Lo de darle más vueltas a lo que ya tenemos es cuestión de práctica, a que sí? yo ya estoy notando los resultados de calentarme la cabeza, jeje. Es cuestión de poner la mente a funcionar y creernos escaparatistas, y con un poquito de imaginación salen combinaciones nuevas y chulas.

Que disfrutes mucho en estos días, B.C. Y feliz Navidad para todas!!!

Besos!!



Yaiza dijo...

Feliz Navidad!!!!

Besos,

Yaiza

Anónimo dijo...

¿Cómo va el año nuevo, Tasha..? :)

Anónimo dijo...

Soy María, sorry, se me olvidó firmar

Tasha dijo...

Hola, María! perdona que haya tardado en contestar, pero es que estoy enfrascada en mil cosas y me ha ido el blog de la cabeza. Es terrible, pero cada vez que desconecto me cuesta horrores engancharme de nuevo...! Pero al menos he empezado el año nuevo con mucha ilusión y muchas ganas. El año pasado en cambio no fue muy bueno, así que espero que éste mejore un poco.

A ver si actualizo de una vez y nos ponemos al día.

Gracias por preguntar y feliz año nuevo! Espero que hayas tenido un buen comienzo. ;)
Un besote!

AS Style & Design dijo...

Hola guapísima!!! nos ha encantado tu video y lo pondré en práctica, lo prometo, jejeje. Resulta muy fácil y el resultado es realmente bonito.
Te seguimos y te invitamos a que nos visites.
Un besazo

pazuki dijo...

Tasa, te echamos de menos.